Ciclismo: Cómo mejorar en las subidas

Rate this post

Si quieres perfeccionar tu escalada en el ciclismo esto te puede interesar. Es que no se trata únicamente de coger la bicicleta y subir los senderos porque sí, ya que hacerlo de la forma correcta requiere de técnicas.

Lo primero que hay que tomar en cuenta son los distintos tipos de ascensos. Por un lado, están las subidas cortas que demandan mucha potencia y que son aptas para ciclistas pesados y de fuerza. Por lo general, son senderos empinados.

También existen las más largas y graduales, ideales para los deportistas todoterreno porque tienden a ser algo complicadas. Pero además, están los senderos largos y empinados especialmente para los escaladores profesionales.

En definitiva, mejorar las subidas en bici requiere de muchísimo entrenamiento, preparación y disciplina. Sin embargo, hay otras condiciones que queremos mostrarte para que puedas brillar durante la escalada.

 

Ciclismo-Cómo-mejorar-en-las-subidas

 

Claves para mejorar el ascenso en bicicleta

Antes que nada, olvida salir a pedalear en terrenos llanos, ya que mientras más subidas hagas mejor será tu rendimiento. Pero además, toma en consideración los siguientes consejos:

1. Perder peso es un buen inicio: Sin lugar a dudas, el peso es un elemento fundamental para mejorar las subidas en bicicleta. Si te fijas bien, los ciclistas de escalada son menos robustos que los ciclistas de pistas llanas. Mientras menos masa muscular tengas, ganarás mayor potencia y ascenderás en el menor tiempo posible.

2. Utiliza mayor candencia: Algunos aseguran que entre 65-70 rpm es suficiente para desarrollar la pista. Lo ideal es empezar a subir con la mayor energía posible, en vista de que la ruta puede ser larga y empinada, así que si este es el caso será mejor empezar a utilizar los cambios.

3. Entrena fuerte en los ascensos: Mejorar en las subidas implica trabajar duro en ello, por lo que tendrás que olvidar las rutas llanas y concentrarte en los senderos más empinados. Repite una pista las veces que sea necesario para optimizar tus condiciones y lograr un excelente rendimiento.

4. Utiliza las piernas, pero también el resto del cuerpo: Si bien es cierto que las piernas son el principal motor del ciclismo, puedes ayudarlas con el resto del cuerpo. ¿Cómo? Pues es esencial tomar el manillar con fuerza para mantener mayor control. También puedes acercar el tronco al manillar, manteniendo los codos flexionados, para usar el peso en la parte delantera hasta adquirir mayor potencia.

5. Lo ideal es no ir ni sentado ni de pie: Lo más recomendable es atravesar tramos de pie y otros sentados. De esta manera, puedes mantener un mejor ritmo en cada pedaleo y reducir los niveles de agotamiento.

6. Traza objetivos intermedios: La intención es dividir las pistas en varios tramos para que mentalmente no sea tan agotador. Tal vez no podrás subir 10 kilómetros o más de un solo tirón, pero sí puedes hacer intervalos cada cierto tiempo para que puedas tener un mejor manejo de la ruta. Es cuestión de planificar bien cada parada y, por su puesto, mantener el ritmo en cada una de ellas.

7. Respiración y pulso: Es vital no empezar a andar con el pulso acelerado, pues así estarías agotando los cartuchos más rápido de lo normal. ¿Quieres alcanzar una mejor efectividad? Pues lo primero que tienes que saber es cuál es tu pulso normal y empezar a trabajar en base a ello. La respiración es otro factor clave, ya que ayuda a mantener tu esfuerzo y energía bajo control, así que aplica las técnicas que sean necesarias.

 

En líneas generales, la capacitación y entrenamiento pueden ser determinantes a la hora de empezar a subir en bicicleta. Busca la pista que mejor se adecúe a tus requerimientos y pon manos a la obra.

LAST UPDATED ON:

Deja un comentario