¿Cómo Acampar con un Bebé?

¿Acampar con un bebé?

Aunque no lo creas la naturaleza y los pequeños pueden ser una buena combinación. Eso sí, para lograr que tu viaje al campo sea todo un éxito, no puedes descuidar ni un solo detalle.

Si eres amante de los paisajes, eres aventurero y disfrutas de la libertad que te dan los espacios abiertos, seguramente querrás compartir estos momentos especiales con toda tu familia, incluso con los integrantes más pequeños.

Pero, antes que nada, una variable que debes considerar es que las características del mejor camping son diferentes cuando tienes un bebé contigo. Lo aconsejable es un destino que esté relativamente cerca de agua potable y una estación de descanso.

 

Cómo-acampar-con-un-bebé

 

10 consejos para acampara con un bebé

  1. Asegúrate de llevar un montón de pañales y toallitas si estás utilizando desechables. Si normalmente usa pañales reutilizables, asegúrate de tener acceso a la cantidad suficiente de agua que puedas hervir para fines de esterilización.
  2. Monta el campamento durante la luz del día. Evita en la medida de tus posibilidades salir de casa poco antes del anochecer porque esto significa que estarás acampando en la oscuridad, lo que muy bien puede traducirse en una verdadera catástrofe.
  3. Ten en cuenta todas las necesidades de los bebés y de los niños pequeños. Las frutas y verduras frescas, los purés de alimentos, fórmulas, leche extraída y otras tantas cosas son obligatorias en el equipaje.
  4. No empaques objetos innecesarios y mantén todo simple. Para el pequeño lo que realmente necesitas es un montón de monos, camisetas, pantalones cortos, tal vez un par de trajes de baño, pañales, bloqueador solar, toallitas húmedas y zapatos para correr.
  5. Mantén el horario de siestas del bebé y no permitas que se vuelva tan salvajes que deje de hacer lo que normalmente hace estando en casa. Puedes colocarlo en un lugar sombreado y tranquilo y seguramente dormirá tranquilamente.
  6. Ubica la cuna o el lugar donde vaya a dormir tu bebé en el punto más fresco del campamento y fuera del sol, para que esté lo más cómodo posible y no llore porque tiene mucho calor o por quemaduras del sol.
  7. Un bebé está feliz cuando está relajado o cuando está entretenido. Debes planificar con antelación algunas actividades al aire libre que el pequeño vaya a disfrutar; la clave es no permitir que se aburra y así no tendrás problemas.
  8. Si se trata de tu primer viaje de campamento con tu bebé, te aconsejamos que elijas un lugar cerca de casa, pues si las cosas resultan terriblemente mal, por lo menos podrás retornar pronto a la normalidad.
  9. No olvides la cobija o manta favorita de tu bebé. De lo contrario, seguramente te enfrentarás a un concierto de llantos a la hora de dormir o tendrás que lidiar con un pequeño que estará incómodo durante todo el viaje.
  10. Si tienes muchas dudas acerca del campamento y estás muy preocupado, no está de más preguntarle a amigos cercanos o incluso al pediatra sobre lo que debes y no debes hacer durante el viaje de campamento.

Algo que puede resultar interesante de leer es que -en realidad- los bebés son increíblemente adaptables y resistentes. Entonces, probablemente los padres sean los que necesiten adaptar su estilo de campamento y también aprender a confiar en que su pequeño estará bien. No dejes que el estrés te impida tener una buena experiencia.

Una vez que hayas decidido participar en una aventura de campamento para bebés, deberás asegurarte de tener acceso a todo lo que necesites y lo siguiente es relajarte, divertirte y descansar junto con tu pequeño, mientras disfrutan de las bondades de la naturaleza.

ULTIMA ACTUALIZACION EN:

Deja un comentario