Hacer dietas con hipnosis

¿Haciendo dietas y no consigues adelgazar? Puedes probar hacer dietas con hipnosis y obtener buenos resultados increíbles que no conseguirás con otras alternativas.

Algunas personas que han aplicado este método han logrado bajar hasta 20 kilos en pocos meses.
¿En qué consisten las dietas con hipnosis? ¿De verdad logras adelgazar? ¿Cuáles son los riesgos? Aprende un poco más en el siguiente post.

 

Hacer-dietas-con-hipnosis

Adelgaza con hipnosis

La hipnosis es un estado mental en el que se consigue reprogramar la mente a través del hipnotismo. A través de instrucciones preliminares que las puedan dar terceros o la misma persona que quiera reprogramar ciertos hábitos.

Este método es empleado para que las personas dejen las adicciones a estupefacientes, alcohol, cigarrillos y más recientemente como método para adelgazar. Tiene como fin principal hacer cambios en el pensamiento.

Ciertos estudios realizados en Europa han dado a conocer que muchas personas buscan hacer dietas, pero no cambian su manera de pensar. Las dietas buscan accionar sobre la obesidad, pero no sobre la causa de esta que están en la mente de las personas.

Las dietas están caracterizadas por múltiples restricciones: “no carbohidratos”, “menos grasas”, esto lo que hace es que en nuestro interior se desarrolle la culpa, que nos recrimine si sentimos hambre y hasta arruina el autoestima, todo eso desemboca en una severa frustración.

Los estudios de la hipnoterapia, como método para adelgazar, comenzaron en los años 90 y es hasta ahora que se han comenzado a aplicar de manera exitosa. El fin principal de este es conseguir qué hace engordar a la persona, qué clases de pensamientos lo lleva a comer de manera compulsiva y sin control.

Al detectar cuáles son esos pensamientos y emociones negativas, se tienen que suprimir. Lo ideal es que uno pueda comer lo que quieras y cuando quieras, pero tienes que saber escuchar tu cuerpo de cuándo debes parar, para no caer en los excesos, si ya te sientes saciado, no tienes por qué comer más.

 

¿Cómo funciona la dieta con hipnosis?

El especialista habla de manera larga y tendida con el paciente acerca de su estilo de vida, qué come, cuándo come y hasta hace un diagnóstico de cómo ha sido su vida en general. En fin, hace un estudio psicológico con la finalidad de detectar ciertas anomalías que lo llevan a comer sin control.

Una vez que ha detectado esto, procede a hipnotizarlo y hacer reprogramar su pensamiento, para que este coma solo lo que necesite y cuando lo necesite. Si el paciente ha sido delgado con anterioridad, se le pide que visualice esa imagen, que se vea delgado de nuevo, para que conecte con ese pensamiento y así sea más fácil conseguir lo que quiere.

En el caso que siempre haya sido gordo, se buscan imágenes referenciales del cuerpo que quiere, con su rostro, para que haga una proyección de cómo quedaría y así activar mecanismos en su cerebro que lo lleven a conseguir este objetivo.

Es así como muchas personas pasan de comer grandes cantidades de comidas y dulces, a comer porciones más pequeñas, por ende, empiezan a perder peso. Hay casos de hipnosis de personas que se sorprenden por los grandes cambios que ven en su organismo, en tan poco tiempo.

Este método también se usa para que las personas tengan más ánimo y disposición a llevar una vida más sana, además de las dietas, hacer ejercicios, etc. Existen testimonios de personas que han logrado bajar hasta 20 kilos en menos de cuatro meses, gracias a este cambio de hábitos porque ataca realmente el hambre física y suprime el “hambre mental”.

Los individuos suelen sentirse tentados a consumir alimentos, por ejemplo, cuando están muy ansiosos en la oficina, con grandes cargas de trabajo. No es siquiera que tienen hambre, simplemente que quieren drenar el estrés con algo y en vez de hacer ejercicios o dormir mejor, prefieren atiborrarse de azúcares o bebidas gaseosas.

Otro ejemplo es el de personas que se sienten muy tristes y buscan consuelo en grandes tarros de chocolate, en vez de buscar un amigo, salir a trotar al aire libre o simplemente caminar por ahí, para suprimir ese deseo de comer algo, con la finalidad de llenar carencias.

Cuando la persona se hace consciente que debemos usar la comida con la finalidad de alimentar nuestro cuerpo y no para llenar las carencias sentimentales o mentales, empiezan a perder peso de manera rápida.

Llevar una vida sana siempre será nuestra premisa, tener buena salud mental será clave, para lograrlo.

ULTIMA ACTUALIZACION EN:

Deja un comentario